Adriana Marañón, de 4º EP B, con la obra Algo insignificante llega a ser algo increíble, y Kike Ruiz, de 2º ESO A, con el cuento Invasión de la Tierra, se hicieron con el primero y tercer premio respectivamente. 

Dos cuentos con temáticas totalmente diferentes y dos alumnos que, probablemente, hasta hace dos semanas, solo se conocían de los pasillos. Sin embargo, ahora, Adriana y Kike comparten algo más: haber sido premiados en un concurso literario al que se presentan cientos de alumnos de Pamplona. 

Para ninguno de los dos era la primera vez que participaban, pero ambos coinciden en que no se esperaban quedar entre los finalistas. “No es la primera vez, me presenté el año pasado, pero sin ánimos de hacerlo bien. En cambio, este curso, tenía más ganas de hacer un cuento bien hecho”, confiesa Kike. “Vino Unzizu a nuestra clase y dijo que alguien de nuestra clase había ganado. Cuando dijo mi nombre, me sentí muy feliz”, cuenta Adriana. A Kike, la sorpresa le pilló de campamento en Alloz con el resto de sus compañeros de 2ºESO.   “Cuando estaba en el campamento de vela, Federico vino a darme una buena noticia y me imaginé que tendría algo que ver con el cuento, pero aun así la noticia me sorprendió”, detalla Kike. 

Sus cuentos se centran en temáticas distintas. Adriana crea una historia donde el protagonista, Leunam, debe recuperar la alegría y el color para su pueblo por lo que debe hacerse con varios amuletos. “Me gustaba un nombre raro para el personaje principal, y puse Manuel al revés”, explica Adriana quien tiene la intención de re escibir el relato este verano incluyendo aquellas pruebas y amuletos que el protagonista tenía que conseguir y que no pudo incorporar por la limitación de extensión del concurso. En el caso de Kike, este presentó una obra de ciencia ficción ambientada en el espacio. “Quería escribir un cuento de ciencia ficción porque la ciencia ficción me encanta desde pequeño. Hace poco he empezado a leer novelas de ciencia ficción y de ahí saqué la idea de hacer descripciones tan detalladas”, expone este estudiante de 2ºESO.

Los dos alumnos comparten también el gusto por la lectura. Adriana lee todos los días antes de irse a la cama. “También los sábados por la mañana. A veces leo con mi hermana y nos leemos cuentos la una a la otra”, explica. Kike, por su parte, disfruta mucho leyendo. “Me encanta leer. Junto a ver películas y jugar videojuegos, es uno de mis hobbies favoritos”, apunta. 

A las puertas del verano, estos dos alumnos tienen varios libros en mente en los que sumergirse durante los calurosos días que se avecinan. “Tengo varios que quiero leer: Harry Potter y la Piedra filosofalEl principitoLa Vida Secreta de Rebeca ParadiseAna de las Tejas Verdes…”, enumera Adriana. ¿Alguna recomendación para sus compañeros? Kike lo tiene claro: “Para alguien de mi edad recomendaría el libro de Ernest Cline Ready Player One. Me impactó, sobre todo porque antes vi la película y cuando leí el libro me pareció que la película se rebajaba a la altura de los zapatos. Y tras ver como Ernest Cline nos intentaba hacer ver el funcionamiento de los objetos, me quedé anonadado”.

¡Enhorabuena a los dos!